Chivo de Canillas

nace con la intención de trasladarles desde sus hogares hasta el salón de un antiguo casería situado a faldas de Sierra Tejeda, degustando el asado del cabrito lechal, cocinado lentamente junto al rescoldo de la leña del olivo.

Para ello se realiza la selección de los mejores cabritos lechales de raza malagueña, donde los rebaños se alimentan de tomillo y romero en pleno Parque Natural de Sierra Tejeda.

Se elabora utilizando la receta tradicional con Aceite de Oliva Virgen Extra y la paciencia del fuego originado con la leña, permite un asado con un excelente dorado.